Experiencias de una anilladora en Doñana

¡Hola a todos!

Llevo ya una semanita en Doñana, donde me encuentro muestreando carriceros (Acrocephalus scirpaceus) para mi tesis doctoral, que versa sobre las estrategias migratorias de carriceros y carricerines (A. schoenobaenus) en la Península Ibérica. Estos últimos tres años he estado trabajando en las marismas de Jaizubia (Guipúzcua), y este año decidí venirme al sur a capturar los carriceros cuando están ya al borde de las principales barreras geográficas (mar y desierto del Sáhara) en su camino hacia sus cuarteles de invernada.

Estoy alojada en la estación biológica de Huerta Tejada, perteneciente al CSIC, que está básicamente en medio de la nada, al borde del parque nacional. Estoy yo sola con la única compañía de un guarda que va y viene, un par de caballos que usan para moverse por el parque cuando está todo encharcado, y una pareja de lechuzas (Tyto alba) que salen al atardecer. Respecto a éstas, el primer día que llegué me habían dejado un regalito en el patio de la casa donde me alojo en forma de egagrópila con sorpresa (el cráneo lo encontré en las proximidades, no se lo habían tragado):

Restos de pollo de cernícalo anillado (Falco tinnunculus) depredado por lechuza (Tyto alba)

Es una pena que ahora esté todo seco y tenga más apariencia de desierto que de zona de marismas, pero es lo que toca en esta época del año. En primavera debe de estar precioso y lleno de bichos…

Vistas de la inmensidad de Doñana desde Huerta Tejada

De todas formas se ve vidilla, sobre todo por la zona de los arrozales que es a donde me desplazo a anillar. Se ven muchas cigüeñas (Ciconia ciconia), garzas reales (Ardea cinerea), garcetas (Egretta garcetta), garcillas bueyeras (Bubulcus ibis), cernícalos (Falco tinnunculus), aguiluchos cenizos (Circus pygargus), moritos (Plagadis falcinellus), y hasta alguna garcilla cangrejera (Ardeola ralloides). Los amaneceres son preciosos con bandos de moritos sobrevolando la zona. Y en cuanto a fauna no emplumada, en la zona de marisma enfrente de la estación biológica ya he visto ciervos, liebres y una familia de zorritos. A ver si algún atardecer me acerco a una zona donde hay linces a ver si hay suerte…

Respecto al anillamiento en sí, lo hago en un brazo de río con carrizo en la zona de arrozales de Isla Mayor (Sevilla). Empecé el día 15 de agosto y las jornadas son bastante monotemáticas, la mayoría de lo que se captura son carriceros, pero bueno, a eso he venido! En estos 5 primeros días he anillado 150 carriceros (Acrocephalus scirpaceus), 19 carriceros tordales (A. arundinaceus), 7 buscarlas unicolor (Locustella luscinioides), 3 carricerines comunes (A. schoenobaenus), 1 ruiseñor bastardo (Cettia cetti), 1 zarcero común (Hippolais polyglota), 1 golondrina (Hirundo rustica) y alguna nota de color:

Martín pescador (Alcedo atthis): hembra juvenil

Tejedor (Euplectes afer): macho adulto

Avetorillo (Ixobrychus minutus): juvenil

Avetorillo (Ixobrychus minutus): macho adulto

Buscarla unicolor (Locustella luscinioides)

Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus)

Un aspecto muy llamativo es que se ven carriceros y buscarlas haciendo mudas COMPLETAS!, cuando en teoría deberían hacerlas en sus zonas de invernada antes de la migración prenupcial, limitándose ahora a una parcial (sólo cuerpo).

Os mantendré informados, si es que sobrevivo al calor y a los mosquitos…

Chiringuito de supervivencia para el anillador en condiciones extremas…

Anuncios